Los cuestionarios KIDSCREEN fueron desarrollados para obtener información sobre la calidad de vida relacionada con la salud de la población infantil y adolescente. El proceso de desarrollo de los cuestionarios involucró a expertos de muchos países y un proceso de tres años en el que se llevaron a cabo tanto técnicas tradicionales como modernas para conseguir un instrumento de medición de gran calidad.

Existen tres instrumentos KIDSCREEN disponibles para niños y adolescentes, así como sus correspondientes versiones para madres, padres o personas informantes: el KIDSCREEN-52 (versión extensa) que cubre 10 dimensiones de la CVRS, el KIDSCREEN-27 (versión reducida) que cubre 5 dimensiones de la CVRS y el Índice KIDSCREEN-10 como puntación global de CVRS. Las puntuaciones se calculan para cada una de las diez dimensiones. Se dispone de valores de referencia y la distribución de las puntuaciones en la población europea.

La versión argentina del cuestionario KIDSCREEN se obtuvo aplicando una metodología de adaptación transcultural que incluyó las siguientes fases de trabajo: 1) adaptación a la lengua española de uso en Argentina por parte de un profesional lingüista; 2) entrevistas cognitivas con niños/as, adolescentes y madres/padres para evaluar la comprensión y adecuación del lenguaje; 3) retrotraducción al inglés del cuestionario para compararlo con la versión original europea, también a cargo de un lingüista profesional; y 4) estudio piloto para la comprobación de las propiedades psicométricas de la medida. Ver presentación sobre el desarrollo de los cuestionarios KIDSCREEN en Europa, sus características y su adaptación en Argentina.

En la página oficial del grupo europeo KIDSCREEN se puede encontrar más información: